indígenas web.jpg
Descripción Breve

La cooperación alemana GIZ y las organizaciones contrapartes nacionales han desarrollado acciones con el propósito de lograr que la población rural maneje los recursos naturales en las áreas de bosques y áreas aledañas de forma sostenible. Los protagonistas de este proceso con un rol sumamente importante en este tema han sido los territorios indígenas que habitan extensas zonas de la RAAN y de la zona núcleo de la Reserva de la Biósfera BOSAWAS y son los dueños de más del 80% de los bosques naturales que todavía existentes en esa región.
Los pueblos indígenas son reconocidos como conservadores de estas riquezas naturales; poseen conocimientos y experiencias en el manejo sostenible de los recursos naturales, heredados de sus ancestros. Sin embargo, la confrontación de la cosmovisión indígena con modelos de producción enfocados a la ganadería extensiva y la producción de granos básicos para la comercialización promovidos por los colonos mestizos, requiere del desarrollo de nuevas formas productivas rentables y adaptadas a las tradiciones ancestrales indígenas.

La titulación de los territorios indígenas (TI) ha avanzado en los últimos cinco años de forma significativa. La voluntad política del Gobierno de reconocer el derecho y pleno dominio de sus tierras, ha hecho posible la titulación de 16 de los 17 territorios indígenas en la RAAN. Sin embargo, a pesar de disponer títulos reales de propiedad comunal, el reconocimiento del pleno dominio de sus tierras no se ejerce por las instituciones correspondientes, lo que facilita que los colonos mestizos invadan sus tierras irrespetando sus títulos. A base de los diagnósticos jurídico apoyados por GIZ, se detectó que en los tres TI Mayangna Sauni BAS, Mayangna Sauni AS, Mayangna Sauni Arunka, se encuentran ilegalmente asentadas 1,230 familias quienes hasta la fecha han destruido más de 60,000 hectáreas de bosque virgen en estos territorios.

Para las comunidades indígenas el territorio no solamente se define por la delimitación geográfica y el saneamiento de sus territorios, sino también por el desarrollo de un sistema de Gobernanza basado en sus costumbres y tradiciones. Existen experiencias ricas con las estructuras tradicionales, sin embargo, la creación de los Gobiernos Territoriales Indígenas (GTI) requiere el desarrollo de sus capacidades para la gestión y administración de sus territorios (a lo interno, en sus comunidades) y la representación de sus intereses hacia afuera del territorio. Su integración en los sistemas gubernamentales es incipiente. Sin embargo, con apoyo técnico de GIZ se ha logrado que el Ministerio de Hacienda y Crédito Público asigne transferencias directas hacia un total de diez GTI entre 2011 y 2012.

Importante para cualquier asesoría es comprender y aceptar la cosmovisión indígena, su visión de desarrollo la cual se basa en el concepto del bien común que se encuentra estrechamente ligado a la conservación y manejo tradicional de sus recursos naturales, fuente fundamental para garantizar su seguridad alimentaria.

Más información:

Regresar